miércoles, 29 de febrero de 2012

Un compromiso con la memoria

Naces y la vida te empuja hacia adelante. El horizonte lleno de proyectos, la cabeza henchida de sueños, gateas, caminas, te tambaleas, caes y te vuelves a levantar. Por la mañana de tu vida tu sombra se proyecta por delante de ti, como un abanico de posibles. Y llega el mediodía. El sol está en lo alto, ya casi no percibes tu sombra. Hacia dónde vas? A partir de ahora se abre una nueva dimensión en tu vida. A partir de ahora tu sombra se proyectará hacia atrás, hacia el pasado, hacia la memoria. Según la tradición, sólo se podía estudiar la Kabbalah a partir de los 40 años. Hacía falta quizás vivir íntimamente la dimensión de la memoria en la propia carne para poder adentrarse en la tradición, en la memoria del pueblo. Y es en este momento cuando aquellas historias de nuestros grandes de repente recobran vida, toman significado. Y es entonces el momento de tejer el compromiso con los que vienen, porque así al volver la vista atrás, hacia la sombra que se alarga más y más, reconocemos el esfuerzo que ha dado sentido a nuestro camino, unas luces que no se pierden , nuevos caminos que darán nuevos frutos.


Angelitos Ediciones tiene un compromiso con la memoria. Hay historias del pasado que han sido desgarradas, hay puentes que han sido rotos. Angelitos Edicions quiere recuperar los caminos perdidos, los recuerdos extraviados, y llevarlos a pequeños y mayores. Angelitos Edicions quiere ser el testimonio de esta memoria, rescatarla del olvido, del silencio a menudo impuesto. Angelitos Edicions quiere reivindicar esta memoria como propia, como un rico patrimonio que no debe ser desdeñado.

Angelitos Ediciones trabaja ahora en la Memoria de Sefarad.